Política anti shark finning

ALBACORA S.A., como compañía responsable en el ámbito medioambiental, hace pública por medio de la presente la prohibición de practicar el cercenamiento de aletas de tiburón a bordo de sus embarcaciones, y requiere que todos los tiburones sean, en caso de retención, almacenados y descargado con las aletas adheridas de forma natural.

ALBACORA S.A, también manifiesta públicamente la prohibición de realizar negocios con compañías que lleven a cabo esta práctica.

Tal y como se define en el CM 3.1 de la International Seafood Sustainability Foundation, el cercenamiento de aletas tiburón implica la retención de la aleta del escualo y el descarte del resto de su cuerpo, que se arroja a la mar. Esta práctica contribuye a generar una notable inseguridad respecto a la biomasa total y la composición de especies de los tiburones capturados.

De igual forma, el cercenamiento contraviene normativa internacional sobre la gestión de poblaciones de tiburones y, más concretamente:

I. El Código de Conducta para las Industrias Pesqueras Responsables de la FAO, así como su Plan de Acción Internacional para la Gestión y Conservación de las Poblaciones de Tiburones.

II. Las Resoluciones de varias organizaciones marítimas internacionales, todas las cuáles hacen un llamamiento para la reducción a su mínima expresión de los desechos y descartes de pescado.

III. Las Medidas de Conservación y Gestión promulgadas por las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera que tienen como objeto la protección de los tiburones. Dichas Medidas restringen el cercenamiento de aletas de tiburón, independientemente del arte de pesca utilizada, mediante una provisión que contempla que el peso de las aletas descargadas no puede exceder el 5% del total de tiburón capturado que se encuentre a bordo.

IV. Normativa nacional aprobada por diversos países, prohibiendo el cercenamiento y requiriendo que las aletas se conserven adheridas de forma natural a los cuerpos de los tiburones.

Para reforzar esta política, ISSF adoptó la Medida de Conservación 3.1 que prohíbe las transacciones con empresas sin una política pública que prohíba el cercenamiento de aletas de tiburón.

Consciente de todo ello, ALBACORA, S.A.  no tolera a bordo de sus buques la práctica del cercenamiento de aletas de tiburón, entendida como la retención de las aletas mientras que se desecha el resto del cuerpo a la mar. En el que caso de que cualquier tiburón fuese retenido, deberá ser almacenado y descargado con sus aletas adheridas de forma natural.

Esta declaración se encuentra expuesta en un lugar visible en todos los buques de la flota de ALBACORA S.A., traducida a todos los idiomas comúnmente hablados a bordo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies